Se cumplen 30 años de la entrada de la mujer en las Fuerzas Armadas - Foto: Flikr Ejercito de Tierra

Se cumplen 30 años de la entrada de la mujer en las Fuerzas Armadas

El 22 de febrero de 1988 se publicó el real decreto que abrió parcialmente la puerta de la milicia a las mujeres.

“Procede iniciar el programa de incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas, regulando sin demora su acceso a determinados Cuerpos y Escalas militares”. El 22 de febrero de 1988, este real decreto dio el primer paso para la incorporación de la mujer a la milicia española, aunque no sería hasta 1999 cuando se regulase el principio de igualdad “con todas sus consecuencias”.

Treinta años después, el porcentaje de mujeres en las Fuerzas Armadas es del 12,7 por ciento, prácticamente el mismo desde hace una década. De un total de 117.256 militares con los que contaba España a 1 de enero de este año, 102.352 eran hombres y 14.904 mujeres, según datos del Ministerio de Defensa recogidos por Europa Press.

La presencia de las mujeres en las Fuerzas Armadas fue ascendiendo progresivamente hasta 2006, cuando llegó al 12 por ciento. Desde entonces su crecimiento se ralentizó y ha tenido pequeñas variaciones hasta llegar al 12,7 por ciento de 2017.

Techo sociológico

En una respuesta parlamentaria del pasado año, el Gobierno ya reconoció este fenómeno y apuntó la posibilidad de que se haya alcanzado “un techo sociológico” ya que la tendencia española es muy similar a la del resto de países miembros de la Alianza Atlántica.

En cualquier caso, el Ejecutivo subraya que el modelo de incorporación e integración de la mujer en nuestras Fuerzas Armadas se realiza sin cuotas máximas y con la posibilidad de que accedan a todos los Cuerpos y Escalas militares, todos los empleos militares y todos los puestos, incluidos los denominados puestos de combate.

Y asegura que sigue el asunto a través de información de consultas recibidas en la Secretaria Permanente de Igualdad, los estudios realizados sobre el proceso de incorporación e integración de la mujer a las Fuerzas Armadas y la normativa dictada en materia de igualdad y conciliación en la Administración General del Estado, que se está adaptando atendiendo a la “peculiar naturaleza” de las Fuerzas Armadas.

En concreto, el porcentaje más elevado de mujeres se encuentra en los denominados Cuerpos Comunes (25,8%), con tareas tales como la judicatura o la sanidad. A continuación la presencia femenina es del 13,8% en el Ejército del Aire, del 12,9% en la Armada y del 11,8% en el Ejército de Tierra.

En cuanto a los empleos, la presencia de mujeres llega hasta el 16,6 por ciento entre la tropa y marinería, pero se queda en el 8,6 por ciento en el caso de los oficiales y el 5,9% entre los suboficales.

Vídeo: telemadrid.es

Preparación de oposiciones a militar de Tropa y Marinería

Te ofrecemos más de 10.000 preguntas para que tu preparación sea la más completa.

Preparación online - Academia Claustro

Podrás realizar los tests desde cualquier dispositivo (móvil, ordenador o tablet) y con el horario que tú decidas.

Rosa María García-Malea López, piloto del Ejército del Aire, recibe la Medalla de Andalucía 2018 - Foto: Junta de Andalucía

Rosa María García-Malea López, piloto del Ejército del Aire, recibe la Medalla de Andalucía 2018

Nacida en Almería en 1981, Rosa María García-Malea López es la primera española que consigue ser piloto de caza del Ejército del Aire y entrar a formar parte, desde 2017, de la Patrulla Águila, el grupo de vuelo acrobático nacional creado en 1985.

Mientras cursaba estudios de Arquitectura Técnica, Idiomas y Ciencias Químicas en Granada, se preparó la oposición a la Escala Superior de Oficiales del Cuerpo General del Ejército. Tras lograr superar las pruebas, con apenas 21 años, se incorporó a la Academia General del Aire de San Javier (Murcia). Un año y medio después, en abril de 2004, estuvo comisionada en la base aérea Colorado Springs (Estados Unidos).

En 2006 realizó el curso de caza y ataque en la base Aérea de Talavera la Real (Badajoz) y se convirtió en la primera piloto de caza del Ejército Español a bordo de un F5. En 2007, incorporada al Ala 15 de la Base Aérea de Zaragoza, logra otro hito: ser la primera mujer española en volar un F18.

García-Malea ha participado en misiones internacionales, como el Red Flag en las Vegas (California, EEUU) y en la Guerra de Libia, por la que recibió una medalla. Además obtuvo la más alta cualificación en el Programa Táctico de Liderazgo de la OTAN.

Ya como instructora de vuelo, se incorporó en 2012 a la Academia General del Aire de San Javier y el pasado año recibió su bautismo de vuelo en la prestigiosa Patrulla Águila. Entre sus galardones destaca la Estrella de la Comunidad de Madrid.

Relacionado

Informe 2017 de evolución de la mujer y el hombre en las Fuerzas Armadas del Observatorio militar para la igualdad entre mujeres y hombres en las Fuerzas Armadas

Tags: , , ,

Este contenido no permite comentarios.