Detectives ortográficos - Academia CLAUSTRO

Detectives ortográficos

Preocuparse por la ortografía y hacer todo lo posible por no cometer faltas a la hora de escribir deberían ser objetivos fundamentales para cualquier alumno con independencia de su edad. Sin embargo, muchos estudiantes muestran un nivel ortográfico que deja mucho que desear.

Por eso siempre resulta gratificante saber que hay profesores que buscan todo tipo de métodos para incentivar y motivar a sus alumnos para que mejoren su ortografía. Y ya que en la actualidad las redes sociales y las nuevas tecnologías están tan implantadas entre los jóvenes, ¿por qué no hacer uso de ellas como un recurso atractivo y llamativo para que los estudiantes aprendan de forma más amena?

Es lo que sucede con la cuenta de Twitter llamada Detectives de la ESO (@eso_detectives) y que se dedica a buscar errores y fallos ortográficos de famosos en sus mensajes en dicha red social.

Tras los 26 alumnos que van a la caza del gazapo ortográfico de los famosos se encuentra el profesor de Geografía e Historia Alejandro Galán. En noviembre de 2018, este cacereño de 25 años instó a los estudiantes de tercero de la ESO (14 y 15 años) del centro IES Cuatro Villas de Berlanga (un municipio de Badajoz de unos 2.500 habitantes) a que crearan la cuenta Detectives de la ESO en Twitter.

“Cuando empezamos con esta iniciativa, establecimos ciertas bases. Tuvimos que definir qué es ser famoso y decidimos que corregiríamos a aquellas personalidades que tuvieran más de 20.000 seguidores en las redes sociales”, explica Alejandro Galán.

Este docente veinteañero no buscaba notoriedad en las redes sociales ni que sus alumnos se convirtieran en influencers. Lo que Galán desea es que sus alumnos mejoren su ortografía de una forma divertida y, sobre todo, respetuosa.

“Lo primero que hacemos cuando ponemos un tuit corrigiendo a algún famoso es presentarnos y explicar en qué consiste nuestra labor. Después indicamos cuál es el error, mostramos cuál sería la forma correcta y nos despedimos resaltando algún aspecto positivo de la persona a la que estamos corrigiendo. Lo hacemos así para que no resulte violento y no se moleste nadie”, apunta Galán.

Si antes debía seguir de cerca cada publicación que hacían los jóvenes detectives, hoy afirma que apenas tiene que preocuparse de supervisar las correcciones de sus alumnos porque han mejorado mucho. Al principio, el profesor premiaba a los alumnos que más se implicaban en la iniciativa sumando puntos en los exámenes de aquellos que más errores detectaban.

“No toda la clase se lo toma en serio. De los 26 chicos, diez son lo que realmente dedican tiempo a corregir fallos. Para incentivarles, cuando empezamos con la cuenta de Twitter les subía 0,25 puntos en el examen si lograban que les contestara el famoso. Pero tuve que dejar de hacerlo porque ahora nos responden muchos”, explica.

Algunas de las estrellas a las que han pillado atizando al diccionario de la lengua española son: Natalia (concursante de la primera edición de OT), la concejala de Ciudadanos Begoña Villacís, el actor Dani Rovira, la cantante Rosario Flores, el líder del PP Pablo Casado, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez e incluso a programas de televisión como Sálvame o El chiringuito.

Sin duda, una divertida y excelente manera de conseguir que los alumnos sean capaces de mejorar su propia ortografía.

Fuente: Icon -El País / RDJ

Este contenido no permite comentarios.