Revisión a la Selectividad - Academia CLAUSTRO

Revisión a la Selectividad

En los últimos años cada vez ha ido creciendo más el debate sobre si la prueba de acceso a la Universidad (la antigua selectividad) era igual todas las comunidades autónomas tanto en el nivel de dificultad del contenido como en la forma de corrección de los exámenes.

Se alzaron muchas voces en protesta por lo que consideraban un agravio para los alumnos de diferentes zonas de España, ya que se creía que había comunidades en las que las pruebas eran bastante más sencillas que en otras. Este debate parece tener ya los días contados.

La prueba que da acceso a la Universidad empezará a ser revisada desde mediados de noviembre por una comisión técnica. El Gobierno en funciones no quiere que exista una prueba única para toda España —eso exigiría una reforma de los planes de estudios que dan margen a las autonomías para decidir parte del temario—, pero sí certificar que hay homogeneidad en los contenidos y los criterios de corrección de las cuatro asignaturas obligatorias y la penalización de las faltas de ortografía. A la mesa se sentarán los rectores, los ministerios (Educación y Universidades), las comunidades autónomas y los estudiantes.

Este junio se habló de homologar los criterios de corrección de la ortografía de la prueba, que se celebra desde 1986, pues las faltas bajan la nota de forma muy distinta. “Esto es lo que tiene que trabajar la comisión”, remarca José Manuel Pingarrón, director general de Universidades. “Queremos que sea una mesa técnica para, por ejemplo, analizar si las horquillas altas de clasificación son diferentes entre comunidades y sugerimos, en la medida en que se pueda, que los coordinadores de las cuatro asignaturas grandes consensúen unos contenidos comunes y unas formas de corregir comunes. Pero eso es precisamente lo que se tiene que tratar en la reunión”.

Es decir, el Ejecutivo quiere que tengan un temario parecido los exámenes de las tres materias troncales —Lengua y Literatura Española, Historia de España y primera Lengua Extranjera— y la obligatoria de cada rama —Matemáticas (Ciencias), Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales (Sociales), Latín (Humanidades) o Fundamentos de Arte (Artes)—.

En torno al 90% de los bachilleres aprueba la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EVAU, la antigua selectividad) en todas las regiones, pero el meollo de la polémica está en las notas altas que determinan la entrada a grados muy demandados (Matemáticas y Física, Medicina o Fisioterapia). La diferencia entre comunidades en la prueba obligatoria de la EVAU es mínima. No llegó a un punto la media en 2018: Baleares (6,84) y Extremadura (7,64). Pero los detractores del modelo plantean por qué dos regiones mal posicionadas en las pruebas de calidad PISA (Canarias y Extremadura) tienen la mejor media y aducen que hay comunidades donde la prueba es más fácil en contenidos y laxa en la corrección.

“Sacar el tema de la selectividad es meter ruido al sistema. Son ganas de crear mayor crispación”, se quejó el presidente de la conferencia de rectores (CRUE), José Carlos Gómez Villamandos, en junio. Pero finalmente esta entidad propuso antes del verano crear una comisión que revisara el modelo. El Gobierno socialista, que ya estaba en funciones, recogió el guante, pero pospuso a septiembre el encuentro, con la esperanza de que para entonces hubiese Ejecutivo. No fue así y, como el tiempo apremia —en junio se celebra la primera convocatoria de la EVAU—, las partes han decidido sentarse.

Por el lado del Ministerio de Universidades estarán los representantes de la conferencia de rectores (CRUE), dos o tres directores generales y el presidente de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP). El 12 de noviembre se celebrará la conferencia general de directores generales de universidades y ellos elegirán a sus comisionados.

En definitiva, parece que después de mucho tiempo se podrá poner fin al recelo de algunas comunidades sobre las distintas varas de medir a la hora de corregir la prueba de acceso a la Universidad y sobre las supuestas diferencias en el nivel de dificultad de los exámenes según la zona de España en los que se realicen.


Fuente: El País / RDJ

Este contenido no permite comentarios.