A la cola en Matemáticas y Ciencias (Informe PISA) - Academia CLAUSTRO

Andalucía, a la cola en Matemáticas y Ciencias (Informe PISA)

Una vez más, y van bastantes, los resultados del último Informe Pisa no dejan en buen lugar a los estudiantes andaluces en comparación con los del resto de España.

Los años siguen pasando, pero esta especie de mal parece endémico y sin ningún tipo de solución a la vista.

Si se analizan esos resultados, se aprecia con claridad que los estudiantes andaluces no levantan cabeza ni con las matemáticas ni con las ciencias. En España solamente los alumnos de Canarias, Melilla y Ceuta están por detrás en estas materias. Así lo indica el Informe PISA 2018, el mayor examen internacional de competencias educativas que publicó hace unos días la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En matemáticas, los estudiantes andaluces obtienen 467 puntos frente a los 481 en que se sitúa la media nacional y los 489 del conjunto de la OCDE. En ciencias, la situación es similar con 471 puntos frente a los 483 de media en toda España y los 489 del conjunto de la OCDE.

Es una situación preocupante ante la que el consejero de Educación, Javier Imbroda, ha llamado a la unidad y a la colaboración de la comunidad educativa para revertir estos “malos resultados”, que confirman que Andalucía “está estancada en el furgón de cola”. El consejero ha explicado que en este curso se han introducido medidas de refuerzo en matemáticas, lectura y ciencia, y materias como robótica y oratoria, pero el plan integral con más medidas se implantará en el curso 2020/21.

El Informe PISA 2018 constata grandes diferencias entre los resultados de los estudiantes del norte de España y los del sur del país. Por ejemplo, Galicia lidera la clasificación por comunidades en ciencias con 510 puntos, un resultado superior a la media de la OCDE, casi 100 puntos más de los que obtienen los estudiantes de Ceuta, 415, que son similares a los de países como México o Colombia. España, en su conjunto, empeora sus resultados en el mayor examen internacional de competencias educativas, realizado cada tres años. En matemáticas los estudiantes españoles obtienen 481 puntos, cinco menos que en el anterior informe de 2015, y 483 puntos en ciencias, diez menos que hace tres años. Tanto en matemáticas como en ciencias, el promedio de los países de la OCDE es de 489 puntos.

Resultados por comunidades autónomas en Matemáticas.

Si analizamos los resultados por comunidades autónomas, Navarra obtiene los mejores resultados en matemáticas, 503 puntos (pese a que pierde 15 respecto al informe de 2015), casi cien puntos más que Ceuta, que cierra la lista española con 411. Por detrás de Navarra y superando la media de los países de la OCDE se hallan Castilla y León (502), Cantabria y Euskadi (499), Galicia (498), Aragón y La Rioja (497), Asturias (491) y Cataluña (490).

La Comunidad de Madrid, con 486 puntos, y Baleares (483), se sitúan ligeramente por encima de la media española en matemáticas. Por debajo se encuentran las comunidades de Castilla-La Mancha (479), Región de Murcia (474), Comunidad Valenciana (473), Extremadura (470), Andalucía (467), Canarias (460), Melilla (432) y Ceuta (411).

Resultados por comunidades autónomas en Ciencias.

En la clasificación de ciencias, Galicia desbanca, con 510 puntos, a Castilla y León, que consigue 501 perdiendo 18 en comparación con hace tres años. En esta competencia, los estudiantes de Asturias (496), Cantabria (495), Aragón (493) y Navarra (492) tienen mejores resultados que la media de la OCDE. Los de Cataluña, con 489, obtienen la misma puntuación del promedio internacional. Superando la media española en ciencias se encuentran la Comunidad de Madrid, La Rioja y Euskadi (487), y Castilla-La Mancha (484), mientras que por debajo se sitúan Baleares (482), Región de Murcia (479), Comunidad Valenciana (478), Extremadura (473), Andalucía (471), Canarias (470), Melilla (439) y Ceuta (415).

En lectura, la tercera de las competencias evaluadas por el Informe PISA 2018, los resultados españoles no se han publicado todavía tras detectarse “anomalías” en “un porcentaje significativo” de las pruebas realizadas el año pasado en institutos de todo el país. En la prueba de fluidez de lectura hubo estudiantes que resolvieron 20 preguntas en menos de 25 segundos respondiendo a todas con síes o noes, algo que sucedió en “un pequeño número de centros de algunas zonas de España”, según la OCDE. La publicación de los resultados de esta prueba ha quedado aplazada sin fecha mientras se investigan las causas de este “comportamiento anómalo”.

En definitiva, unos pésimos resultados para los que el Gobierno de la Junta y su titular de Educación, Javier Imbroda, deberán buscar soluciones efectivas e inminentes si no queremos que Andalucía se eternice a la cola de España en materia educativa.

¿Qué es PISA?

PISA (Programme for International Student Assessment, Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes) es un estudio de evaluación internacional, promovido por la OCDE y los países participantes, que intenta responder a una necesidad común a todos los sistemas educativos actuales: delimitar, describir y explicar lo que los jóvenes de 15 años, que ejercerán en poco tiempo después sus derechos como ciudadanos, conocen y saben hacer, aplicando sus conocimientos a una variedad de entornos y contextos, al final de su etapa educativa obligatoria.

PISA es un estudio trienal, y su primera edición tuvo lugar en el año 2000. A lo largo de los sucesivos ciclos, PISA se ha centrado en tres competencias consideradas troncales: lectora, matemática y científica. En cada edición, PISA incorpora otra competencia considerada innovadora: resolución creativa de problemas (2012), resolución colaborativa de problemas (2015), competencia global (2018) y pensamiento creativo (2021). Se trata de conocer a través de esta evaluación no solo lo que los estudiantes han aprendido, sino cómo lo pueden extrapolar dentro y fuera de su entorno escolar, respondiendo a las exigencias de unas sociedades que valoran tanto el conocimiento conceptual como el aplicado.

PISA se define por las siguientes características:

  • Orientación de las políticas educativas, una vez relacionados los resultados de los estudiantes con su origen y entorno socio-económico y cultural, sus actitudes y los factores asociados a su aprendizaje.
  • Concepto de competencias, que se refiere a la capacidad de los estudiantes de aplicar su conocimiento y destrezas a áreas determinadas, y cómo analizan, razonan y se comunican con propiedad al identificar, interpretar y resolver problemas en situaciones diversas.
  • Relevancia del aprendizaje autónomo, a lo largo de la vida, y de las percepciones de los estudiantes sobre su motivación para aprender, su autoconcepto, sus disposiciones y sus estrategias.
  • Regularidad que permite a los países gestionar su evolución en la consecución de los objetivos clave de cada sistema educativo.
  • Amplia cobertura internacional que incluye la participación en la edición de PISA 2018 de 79 sistemas educativos, 37 países pertenecientes a la OCDE y 41 países asociados

Fuente: Diario de Sevilla / Informe PISA 2018 / RDJ

Tags: ,

Este contenido no permite comentarios.