Estrés del profesorado por la educación virtual

Estrés del profesorado por la educación virtual

El confinamiento provoca desgaste emocional al 95% de los docentes andaluces, que trabajan más horas que antes.

Muchos pensaban hace tiempo que con el teletrabajo los quehaceres laborales serían bastante más cómodos de realizar. La llegada del coronavirus ha forzado a muchas personas a tener que trabajar desde casa y, por tanto, han tenido la posibilidad de comprobar si ese teletrabajo idealizado existía realmente o no. Pues bien, parece que, al menos en el caso de los maestros y de los profesores, ese endiosamiento del teletrabajo se ha desvanecido por completo.

Estrés, angustia o ansiedad son algunas de las situaciones psicológicas que sufren los docentes desde que se decretó el estado de alarma por la pandemia de coronavirus, lo que les obliga a desarrollar la enseñanza a distancia. Una encuesta elaborada por el sindicato CSIF a 3.500 profesionales de la educación en Andalucía revela que el 94% de los maestros y profesores padecen un desgaste emocional por la sobrecarga de trabajo que provocan las clases on line.

Este tipo de enseñanza ha supuesto para muchos docentes un proceso de aprendizaje y adaptación en pocas semanas, para dar respuesta a las dudas planteadas por las familias y alumnos. Y con pocos factores a su favor. El primero de ello son las instrucciones dadas por la Consejería de Educación y Deporte para desarrollar las clases telemáticas. El 62,84% las han calificado en la encuesta de “poco útiles”, por lo que en muchas ocasiones han tenido que tomar decisiones sobre la marcha ante la falta de directrices claras por parte de la Administración autonómica.

Tampoco lo han tenido fácil respecto a los medios digitales facilitados por la Consejería de Educación y Deporte, como el Moodle o el Pasen. Sólo el 41,28% (menos de la mitad) afirma que le han sido útiles, mientras que un 37,92% asegura haber usado otros medios, como blogs, canales de Youtube o el correo electrónico. Respecto al uso de terminales, el 99,4% de los docentes entrevistados ha empleado medios propios, ya sea ordenador, tablets o teléfonos móviles para impartir clases a distancia y comunicarse con los padres.

Sí ha habido colaboración por parte de las familias, aunque no toda la deseada. Sólo un 7,23% de los docentes asegura que esa relación no se produce, mientras que un 52,29% afirma que “a veces” y un 40,48% manifiesta que sí es fluida, por lo que se deduce que es necesaria una mayor implicación de los padres para mejorar este tipo de educación.

Desde que se decretó el cierre de los centros de enseñanza por el estado de alarma, la enseñanza on line ha obligado a los docentes a emplear más tiempo del habitual en su labor. Así lo afirma el 92% de los que han participado en el estudio de CSIF, que aseguran haber trabajado más horas que cuando se encontraban en los colegios. Esta situación afecta a la conciliación familiar en más del 60% de los casos.

Aunque una de las promesas del consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha sido la de disminuir “al mínimo” las tareas burocráticas de los docentes en este tercer trimestre, lo cierto es que el 76% de los encuestados se quejan de la sobrecarga de estas tareas.

Para la presidenta del sector de educación de CSIF Andalucía, Elena García, “los resultados que arroja este sondeo avalan lo que el sindicato ha venido detectando desde que se decretó el estado de alarma: desgaste emocional de los docentes, sobrecarga de horas empleadas en su trabajo, dificultades para conciliar y poco apoyo por parte de la Administración, tanto en medios materiales como en normativa que aporte certidumbres al colectivo”.

Unas consecuencias que han de tenerse muy en cuenta, especialmente, a la hora de encarar el próximo curso, del que aún existen las dudas de si finalmente se optará por la vuelta a las aulas o por una solución intermedia como la propuesta por el Gobierno central: la alternancia entre las clases presenciales y telemáticas.

—-
Fuente: Diario de Sevilla / RDJ

Tags: , , ,

Este contenido no permite comentarios.